VIVIR CON PARKINSON

En esta sección tendrás toda la información, consejos y recomendaciones que necesitas para convivir mejor con la Enfermedad de Parkinson.

Diseño sin título (4).png

RECURSOS SOCIALES

Las características de la EP como la cronicidad y el gran número de sín­tomas hacen que sean necesarios una serie de recursos para asegurar una buena calidad de vida. Asegurar estos recursos, tanto económicos como de atención especializada, es una tarea ardua y que puede producir desgaste en la persona con párkinson, sus familiares y cuidadores.

Contamos con recursos sociales que buscan facilitar la integración de las personas con párkinson en la vida diaria y es importante conocer cuáles son esos recursos y cómo se puede acceder a los mismos.

LEY DE DEPENDENCIA

La ley de Promoción de la Autonomía Personal y la Atención a las personas en situación de Dependencia, también llamada Ley de Dependencia, establece el derecho que garantiza atención y cuidados a las personas en situación de dependencia en todo el territorio nacional. Está dirigida a personas que requieren apoyos para llevar a cabo actividades básicas de la vida diaria, para alcanzar así una mayor autonomía personal y para poder ejercer plenamente sus derechos de ciudadanía. El catálogo de servicios y prestaciones económicas del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) comprende los siguientes servicios sociales:

  • Servicios

  • Prevención de las situaciones de dependencia y de promoción de la autonomía personal.

  • Tele-asistencia.

  • Ayuda a domicilio.

  • Centro de día y de noche.

  • Atención residencial.

  • Servicios prestados a través de prestaciones económicas

  • Prestaciones vinculadas al servicio de ayuda a domicilio, al servicio de centro de día, al servicio de centro de noche y al servicio de atención residencial.

  • Prestación de asistencia personal.

Para poder acceder a dichos servicios y prestaciones, se debe presentar una solicitud de valoración de la situación de dependencia en los organismos competentes de la Comunidad Autónoma donde resida el solicitante, y la CCAA dictará una resolución de reconocimiento del grado de dependencia. Una vez determinada la situación de dependencia, los servicios sociales establecen un Programa Individual de Atención (PIA), en el que se determinan las modalidades de intervención más adecuadas a las necesidades de la persona.